Existe una amplia variedad de carreras universitarias para formar a los futuros médicos, arquitectos, ingenieros y una larga lista de profesionales que harán del mundo un lugar más cómodo y eficaz.
¿Pero esto es suficiente? 

No existe, de momento, una disciplina educativa que nos enseñe a ser mejores como personas, quizás no sea necesaria y simplemente sea una cuestión de esfuerzo en el pensar y actuar.

El cerebro es maleable y se pueden cambiar hábitos, conductas y todo aquello que nos impida ser como queremos, aunque la premisa para esto es conocernos, algo que requiere tiempo y esfuerzo en la relación que mantenemos con nosotros mismos.

Se habla repetidamente de todo lo que se puede hacer para mejorar las relaciones humanas y los sistemas que las regulan, pero la realidad es que queda mucho por hacer.

Conocernos bien y mejorar hará que lo individual se transforme en social trasmitiendo valores positivos que harán de la sociedad un espacio donde la bondad prevalezca sobre el egoísmo.

Invirtamos tiempo a plazo fijo en conocernos y querernos para saber querer a los demás y conseguir el título de excelencia en la carrera de más nivel que es, ser buena persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X