4075

Cuando reímos nuestro cerebro segrega endorfinas, sustancia que produce una sensación de bienestar y felicidad en nuestro organismo, de ahí la importancia de la risa en nuestro día a día.


Reir, positiviza, eleva el ánimo es el mejor método para que la vida a su vez nos sonría.
La risa también cura, de hecho existe una terapia que lleva su nombre y que es utilizada con resultados sorprendentes.
En la actualidad, sumergidos en una vida trepidante donde las obligaciones y actividades nos ocupan la mayor parte del tiempo, no dedicamos espacio para hacer cosas que sean divertidas, y nos hagan reír.

Ya desde que somos niños, en nuestros juegos aparece la risa, posteriormente se hace presente en momentos de diversión con nuestros amigos y conforme alcanzamos la edad adulta en la que el peso de la responsabilidad nos invade vamos perdiendo esa espontaneidad y divertimento que conlleva la risa.


Sería muy recomendable, buscar espacios para desarrollar este fantástico ejercicio tanto en la familia como fuera de ella, reírnos con los demás también es un método de socialización, para compartir momentos que unen y producen felicidad.


A efectos educativos no existe la risa como materia, pero sí debería convivir en cualquier actividad que realicemos, entendiendo que de vez en cuando unas risas pueden marcar la diferencia.

Imagen creada por www.freepik.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X