aburrimiento

Cuando nos aburrimos tenemos la sensación de pérdida de tiempo, y nos crea malestar, sentimos la necesidad de hacer cosas y cosas que llenen nuestro tiempo de esa manera parece que nuestra vida es más útil o tiene sentido.

Pero el “no hacer nada”  es muy enriquecedor, pensémoslo un momento! Es un espacio propicio para reflexionar y conectar con nosotros mismos, lo que nos permitirá conocernos más, explorar todas esas sensaciones que nos producen malestar y por qué o al contrario, no deja de ser extraordinariamente positivo.

Por otro lado es el momento ideal para la creatividad, forzamos al cerebro a imaginar y como consecuencia se nos ocurrirán ideas, proyectos y muchas cosas mas, que serán sin duda fuente de bienestar y satisfacción.

Pero donde más se manifiesta el lado positivo del aburrimiento es en el mundo de los niños, con tantas actividades y asignaturas, están constantemente obligados a seguir pautas ya preconcebidas para ellos.

Por qué no permitir que tengan tiempos de aburrimiento? Si observamos esta experiencia seguramente nos sorprendamos.

Los niños tienen un potencial imaginativo que tenemos la obligación tanto padres como educadores de motivar, si dejamos tiempo en blanco para ellos nos daremos cuenta de la gran capacidad inventiva que poseen, descubrirán juegos nuevos con cualquier artilugio, observarán y “pensarán” tendrán que responsabilizarse de qué hacer cuando no hay nada que hacer!!!

Aburrirse es positivo, desconectar de todo lo que se nos da hecho, hacer que nuestro cerebro trabaje para nosotros y con nosotros sin ayuda de máquinas ultramodernas que nos impiden hasta equivocarnos.

Es necesario el aburrimiento, como lo es el silencio, dejar a un lado las tecnologías y PENSAR, que podemos descubrir en nosotros qué sea capaz de llenar nuestro tiempo haciéndonos sentir bien??

Foto de fondo creado por freepik– www.freepik.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X